Tecnología

Que es un sensor

Ejemplos de sensores

¿Qué es un sensor? Diferentes tipos de sensores y sus aplicacionesVivimos en un mundo de sensores. Podemos encontrar diferentes tipos de sensores en nuestras casas, oficinas, coches, etc. que trabajan para hacernos la vida más fácil encendiendo las luces al detectar nuestra presencia, ajustando la temperatura de la habitación, detectando el humo o el fuego, preparándonos un delicioso café, abriendo las puertas del garaje en cuanto nuestro coche se acerca a la puerta y muchas otras tareas.Todas estas y muchas otras tareas de automatización son posibles gracias a los sensores. Antes de entrar en detalles sobre qué es un sensor, cuáles son los diferentes tipos de sensores y las aplicaciones de estos diferentes tipos de sensores, primero veremos un ejemplo sencillo de un sistema automatizado, que es posible gracias a los sensores (y también a muchos otros componentes).Esquema

Termómetro…

En su definición más amplia, un sensor es un dispositivo, un módulo, una máquina o un subsistema cuyo propósito es detectar eventos o cambios en su entorno y enviar la información a otros componentes electrónicos, frecuentemente un procesador de ordenador. Un sensor se utiliza siempre con otros componentes electrónicos.
Los sensores se utilizan en objetos cotidianos, como los botones de los ascensores sensibles al tacto (sensor táctil) y las lámparas que se atenúan o iluminan al tocar la base, además de innumerables aplicaciones de las que la mayoría de la gente no es consciente. Con los avances en la micromáquina y las plataformas de microcontroladores de fácil uso, los usos de los sensores se han ampliado más allá de los campos tradicionales de la medición de temperatura, presión o flujo,[1] por ejemplo en los sensores MARG. Además, los sensores analógicos, como los potenciómetros y las resistencias de detección de fuerza, siguen siendo muy utilizados. Las aplicaciones incluyen la fabricación y la maquinaria, los aviones y la industria aeroespacial, los coches, la medicina, la robótica y muchos otros aspectos de nuestra vida cotidiana. Existe una amplia gama de otros sensores que miden las propiedades químicas y físicas de los materiales. Algunos ejemplos son los sensores ópticos para medir el índice de refracción, los sensores vibratorios para medir la viscosidad de los fluidos y los sensores electroquímicos para controlar el pH de los fluidos.

Xiaomi mi true wireless e…

por la lluvia. Hay dos aplicaciones principales para los sensores de lluvia. La primera es un dispositivo de conservación de agua conectado a un sistema de riego automático que hace que el sistema se apague en caso de lluvia.
Esta sección no cita ninguna fuente. Por favor, ayude a mejorar esta sección añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado. (Diciembre de 2020) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
El sensor de lluvia funciona según el principio de reflexión interna total. … Una luz infrarroja se proyecta en un ángulo de 45 grados sobre una zona despejada del parabrisas desde el sensor, dentro del coche. Cuando llueve, el cristal mojado hace que la luz se disperse y una menor cantidad de luz se refleje en el sensor.
Otra aplicación en las antenas profesionales de comunicaciones por satélite es activar un soplador de lluvia en la abertura de la alimentación de la antena, para eliminar las gotas de agua de la cubierta de mylar que mantiene el aire presurizado y seco dentro de las guías de ondas.
En 1958, la división de automóviles Cadillac de General Motors experimentó con un interruptor sensible al agua que accionaba varios motores eléctricos para cerrar la capota del descapotable y subir las ventanillas abiertas de un modelo Eldorado Biarritz especialmente fabricado para ello, en caso de lluvia. El primer dispositivo de este tipo parece haberse utilizado con ese mismo fin en un vehículo de concepto denominado Le Sabre y fabricado hacia 1950-51.

Sensor infrarrojo pasivo

La historia ha demostrado que los avances en la ciencia y la ingeniería de los materiales han sido importantes impulsores del desarrollo de las tecnologías de los sensores. Por ejemplo, la sensibilidad a la temperatura de la resistencia eléctrica en una variedad de materiales se observó a principios de 1800 y fue aplicada por Wilhelm von Siemens en 1860 para desarrollar un sensor de temperatura basado en una resistencia de cobre. La gran estabilidad de resonancia del cuarzo monocristalino, así como sus propiedades piezoeléctricas, han hecho posible una gama extraordinariamente amplia de sensores asequibles y de alto rendimiento que han desempeñado un papel importante en la vida cotidiana y la defensa nacional. Más recientemente, el desarrollo del procesamiento del silicio a gran escala ha dado paso a una nueva era en la tecnología de los sensores, permitiendo la explotación del silicio para crear nuevos métodos de transducción de fenómenos físicos en resultados eléctricos que pueden ser fácilmente procesados por un ordenador. Los actuales avances en la tecnología de los materiales permitirán un mejor control de las propiedades y el comportamiento de los mismos, ofreciendo así la posibilidad de crear nuevos sensores con características avanzadas, como mayor fidelidad, menor coste y mayor fiabilidad.

Más populares

To Top