Administracion

Diferencia salarial entre hombres y mujeres en españa 2017

😄 Estadísticas de la brecha salarial de género en el reino unido

LONDRES – La brecha global de género aumentó en 2017 por primera vez desde que el Foro Económico Mundial (FEM) comenzó a medirla, según un nuevo informe.Las conclusiones publicadas el miércoles en el Informe sobre la Brecha Global de Género 2017 del FEM muestran que la brecha media mundial se sitúa ahora en el 32%, frente a una brecha media del 31,7% el año pasado.
Este análisis se basa en cuatro dimensiones -participación económica y oportunidades, logros educativos, salud y supervivencia y empoderamiento político- en 144 países de todo el mundo.En cuanto a las tendencias actuales, el informe dice que «la brecha global de género puede cerrarse exactamente en 100 años en los 106 países cubiertos desde el inicio del informe, en comparación con los 83 años del año pasado».Las brechas en la participación económica y el empoderamiento político siguen siendo las más amplias, con la igualdad en la participación económica ahora en su punto más bajo desde 2008.Este año, 82 países vieron sus puntuaciones aumentar, mientras que 60 las vieron disminuir.
14. Dinamarca – 0,776. En este país hay casi el mismo número de trabajadores profesionales y técnicos masculinos y femeninos, pero hay dos veces y media más legisladores, altos funcionarios y directivos que mujeres.

🐸 Brecha salarial entre hombres y mujeres europa 2020

El indicador mide la diferencia entre los ingresos brutos medios por hora de los empleados remunerados masculinos y de las empleadas remuneradas femeninas como porcentaje de los ingresos brutos medios por hora de los empleados remunerados masculinos. El indicador se ha definido como no ajustado, ya que ofrece una imagen global de las desigualdades salariales entre hombres y mujeres y mide un concepto más amplio que el de igualdad de retribución por un mismo trabajo. Se incluyen todos los empleados que trabajan en empresas con diez o más empleados, sin restricciones por edad y horas trabajadas.

🙈 Estadísticas sobre la brecha salarial de género en 2020

Este artículo ofrece un breve resumen de las estadísticas sobre la brecha salarial de género (GPG), incluida la brecha salarial de género no ajustada que se utiliza para controlar los desequilibrios salariales entre hombres y mujeres. La brecha salarial de género no ajustada se define como la diferencia entre la media de los ingresos brutos por hora de los hombres y de las mujeres, expresada como porcentaje de la media de los ingresos brutos por hora de los hombres. Se calcula para las empresas con 10 o más empleados.
En el conjunto de la economía[1], en 2019, los ingresos brutos por hora de las mujeres fueron, por término medio, un 14,1 % inferiores a los de los hombres en la Unión Europea (UE-27) y un 14,9 % en la zona del euro (EA-19). Entre los Estados miembros, la diferencia salarial entre hombres y mujeres varió en 20,4 puntos porcentuales, desde el 1,3 % en Luxemburgo hasta el 21,7 % en Estonia (gráfico 1).
Las diferencias salariales también pueden analizarse desde la perspectiva del empleo a tiempo parcial o a tiempo completo. Sin embargo, no se dispone de información a este nivel de detalle para todos los Estados miembros de la UE (figura 2). En 2019, la brecha salarial de género para los trabajadores a tiempo parcial varió desde el -5,1 % en Italia hasta el 22,0 % en Croacia. Una brecha salarial de género negativa significa que, en promedio, los ingresos brutos por hora de las mujeres son mayores que los de los hombres. Esto se debe a menudo a un sesgo de selección, especialmente cuando la tasa de empleo es más baja para las mujeres que para los hombres: las mujeres que participan en el mercado laboral pueden tener niveles de formación y educación comparativamente más altos que los hombres. En el caso de los trabajadores a tiempo completo, las diferencias salariales también varían mucho en los Estados miembros de la UE, desde el -1,6 % en Italia hasta el 24,1 % en Letonia.

😬 Estadísticas de la brecha salarial de género en el mundo

Resumen: La desigualdad de género, y en particular la desigualdad salarial de género, se ha considerado una prioridad política en muchos países durante las últimas décadas, centrándose en la reducción de la llamada brecha salarial de género, es decir, buscando una convergencia media. Sin embargo, acercarse a las medias de género no implica distribuciones salariales más justas (totales y de género). Utilizando microdatos de una muestra representativa a nivel nacional de la población trabajadora española (N=216.769), descomponemos la desigualdad salarial total en desigualdad salarial de mujeres y hombres (dentro de los grupos) y en desigualdad de género (entre los grupos) y exploramos en qué medida éstas dependen de aquellas características laborales previamente identificadas como determinantes de las diferencias medias entre hombres y mujeres («gender pay gap»). Para este conjunto de datos, los análisis muestran que la desigualdad salarial de género es mayor que la desigualdad salarial total y que ambas, la total y la de género, aumentan con la edad y el nivel educativo del trabajador.
Desde un enfoque de género, la igualdad de género es una cuestión de interés capital en sí misma, ya que la desigualdad entre mujeres y hombres viola los derechos fundamentales. La promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres son uno de los principales objetivos de las Naciones Unidas para lograr un desarrollo sostenible en todo el mundo para 2015 (ONU, 2000). Además, la Unión Europea ha presentado recientemente su estrategia para la igualdad entre hombres y mujeres 2010-2015 (COM, 2010). Bajo el principio de «igual salario por igual trabajo y trabajo de igual valor», se ha establecido una línea de base para contribuir a mejorar el lugar de las mujeres en la sociedad. En consecuencia, los salarios y su distribución entre los ciudadanos individuales y los grupos sociales surgen como un determinante clave de la desigualdad entre hombres y mujeres.

Más populares

To Top