Administracion

Ejercito espaƱol siglo xix

āœ… PĆ”gina web del ejĆ©rcito de tierra

El EjƩrcito de Tierra es el ejƩrcito terrestre de las Fuerzas Armadas espaƱolas responsable de las operaciones militares en tierra. Es uno de los ejƩrcitos en activo mƔs antiguos, ya que se remonta a finales del siglo XV.
El EjĆ©rcito espaƱol ha existido ininterrumpidamente desde el reinado de los Reyes Fernando e Isabel (finales del siglo XV). Es el mĆ”s antiguo y el mĆ”s grande de los tres servicios, y su misiĆ³n era la defensa de la EspaƱa peninsular, de las Islas Baleares, de las Islas Canarias, de Melilla, de Ceuta y de las islas y rocas espaƱolas de la costa norte de Ɓfrica.
Durante el siglo XVI, la EspaƱa de los Habsburgo experimentĆ³ un crecimiento constante de su poder militar. Las Guerras Italianas (1494-1559) supusieron la victoria definitiva de EspaƱa y la hegemonĆ­a en el norte de Italia al expulsar a los franceses. Durante la guerra, el ejĆ©rcito espaƱol transformĆ³ su organizaciĆ³n y sus tĆ”cticas, pasando de ser una fuerza que manejaba principalmente picas y alabardas a la primera formaciĆ³n de arcabuceros y piqueros. Durante el siglo XVI, esta formaciĆ³n evolucionĆ³ hacia la formaciĆ³n de infanterĆ­a de tercio.

šŸ˜ŗ Equipamiento del ejĆ©rcito espaƱol

La historia militar de EspaƱa, desde el perƭodo de las conquistas cartaginesas sobre los fenicios hasta la actual Guerra de AfganistƔn, abarca un perƭodo de mƔs de 2.200 aƱos, e incluye la historia de las batallas libradas en el territorio de la EspaƱa moderna, asƭ como sus antiguas y actuales posesiones y territorios de ultramar, y la historia militar de los pueblos de EspaƱa, independientemente de su geografƭa.
La historia militar temprana de EspaƱa surgiĆ³ de su ubicaciĆ³n en los mĆ”rgenes occidentales del MediterrĆ”neo, una base para los ataques entre Roma y Cartago. Con la caĆ­da del Imperio Romano, EspaƱa fue devastada por sucesivas invasiones bĆ”rbaras, y la estabilidad sĆ³lo apareciĆ³ gradualmente con los Ćŗltimos aƱos del reino visigodo. En la Alta Edad Media, EspaƱa fue el frente de batalla entre las fuerzas cristianas e islĆ”micas en el MediterrĆ”neo; la Conquista y la Reconquista tardaron siglos en resolverse militarmente. Los siglos XVI y XVII marcaron el apogeo del poder espaƱol, el llamado Siglo de Oro espaƱol. EspaƱa adquiriĆ³ un vasto imperio al derrotar a los estados centralizados de las AmĆ©ricas y colonizar las Filipinas. Sus unidades de tercio, respaldadas por el oro y la plata imperiales, eran dominantes en Europa. No fue hasta los aƱos posteriores a la Guerra de los Treinta AƱos cuando el poder militar espaƱol comenzĆ³ a desvanecerse; incluso entonces, con el apoyo de una armada revitalizada, EspaƱa siguiĆ³ siendo una gran potencia militar a lo largo del siglo XVIII, en competencia con Gran BretaƱa y Francia en la escena mundial.

šŸŒŸ Soldados espaƱoles 1600

La historia militar de EspaƱa, desde el periodo de las conquistas cartaginesas sobre los fenicios hasta la actual Guerra de AfganistƔn, abarca un periodo de mƔs de 2.200 aƱos, e incluye la historia de las batallas libradas en el territorio de la EspaƱa moderna, asƭ como sus antiguas y actuales posesiones y territorios de ultramar, y la historia militar de los pueblos de EspaƱa, independientemente de su geografƭa.
La historia militar temprana de EspaƱa surgiĆ³ de su ubicaciĆ³n en los mĆ”rgenes occidentales del MediterrĆ”neo, una base para los ataques entre Roma y Cartago. Con la caĆ­da del Imperio Romano, EspaƱa fue devastada por sucesivas invasiones bĆ”rbaras, y la estabilidad sĆ³lo apareciĆ³ gradualmente con los Ćŗltimos aƱos del reino visigodo. En la Alta Edad Media, EspaƱa fue el frente de batalla entre las fuerzas cristianas e islĆ”micas en el MediterrĆ”neo; la Conquista y la Reconquista tardaron siglos en resolverse militarmente. Los siglos XVI y XVII marcaron el apogeo del poder espaƱol, el llamado Siglo de Oro espaƱol. EspaƱa adquiriĆ³ un vasto imperio al derrotar a los estados centralizados de las AmĆ©ricas y colonizar las Filipinas. Sus unidades de tercio, respaldadas por el oro y la plata imperiales, eran dominantes en Europa. No fue hasta los aƱos posteriores a la Guerra de los Treinta AƱos cuando el poder militar espaƱol comenzĆ³ a desvanecerse; incluso entonces, con el apoyo de una armada revitalizada, EspaƱa siguiĆ³ siendo una gran potencia militar a lo largo del siglo XVIII, en competencia con Gran BretaƱa y Francia en la escena mundial.

šŸ‘§ Soldados espaƱoles 1500s

Los carros de combate del EjĆ©rcito espaƱol tienen mĆ”s de 90 aƱos de historia, desde los Renault FT franceses entregados por primera vez en 1919 hasta los modelos Leopard 2 y B1 Centauro de principios del siglo XXI. Los FT tomaron parte en los combates de la Guerra del Rif y participaron en el primer desembarco anfibio con tanques de la historia, en Alhucemas. En 1925, el EjĆ©rcito espaƱol comenzĆ³ a emprender un programa de desarrollo y producciĆ³n de un carro de combate espaƱol, fuertemente basado en el Renault FT, llamado Trubia A4. Aunque el prototipo tuvo un buen rendimiento durante las pruebas, el tanque nunca llegĆ³ a producirse en serie. EspaƱa tambiĆ©n experimentĆ³ con el Fiat 3000 italiano, adquiriendo un tanque en 1925, y con otro programa de tanques autĆ³ctonos llamado Landesa. Sin embargo, ninguno de ellos se convirtiĆ³ en un programa de blindaje importante, y como resultado el FT siguiĆ³ siendo el tanque mĆ”s importante, en nĆŗmero, del EjĆ©rcito espaƱol hasta el comienzo de la Guerra Civil espaƱola.
Entre julio de 1936 y abril de 1939, durante la Guerra Civil espaƱola, los dos ejĆ©rcitos enfrentados recibieron grandes cantidades de tanques de potencias extranjeras. La Segunda RepĆŗblica espaƱola recibiĆ³ tanques de la UniĆ³n SoviĆ©tica, muchos de los cuales fueron capturados por los nacionalistas y puestos en servicio contra sus antiguos amos, mientras que los nacionalistas contaron con la ayuda de los alemanes e italianos. La Guerra Civil espaƱola, aunque fue el campo de pruebas para las naciones que finalmente participarĆ­an en la Segunda Guerra Mundial, no resultĆ³ concluyente en cuanto a la prueba de la guerra mecanizada. A pesar de los intentos de los asesores y soldados soviĆ©ticos, alemanes e italianos de utilizar las nuevas teorĆ­as mecanizadas, la falta de calidad de las tripulaciones y de los carros de combate, asĆ­ como el nĆŗmero insuficiente de Ć©stos, dieron una mala impresiĆ³n sobre la utilidad de los carros de combate por sĆ­ solos.

MƔs populares

To Top