Administracion

El problema de las pensiones en espaƱa

šŸ’¬ Bruselas insta a espaƱa a reformar las pensiones y el empleo a cambio de fondos de la ue

El sistema de pensiones espaƱol es uno mĆ”s de los que existen en la OCDE y, probablemente, no uno de los peores. Tampoco sus problemas son muy originales. Al igual que en otros paĆ­ses del club, las penurias financieras fruto de la Gran RecesiĆ³n provocaron recortes. Estos fueron aplicados en 2011 por el PSOE, con el PP provocando un gran escĆ”ndalo, y luego en 2013 por el PP, con los papeles invertidos.
El compromiso de no politizar este asunto (el Pacto de Toledo) se ha olvidado. Ninguna de las dos reformas hizo nada que no tuviera ya un precedente en los paĆ­ses vecinos. Ambas derivaron tranquilamente hacia una seguridad social asistencial que parece dominar en estos momentos.
Pero hay un problema que quizĆ”s diferencie nuestra situaciĆ³n de la de nuestros vecinos. En los debates sobre el futuro de las pensiones, el argumento demogrĆ”fico es muy atractivo. El hecho de que la poblaciĆ³n estĆ” envejeciendo se puede observar en todo el primer mundo. Pero EspaƱa destaca por tener una de las mayores esperanzas de vida y la menor tasa de natalidad. El argumento es pura ciencia: tomemos la pirĆ”mide de poblaciĆ³n actual. Arriba estĆ” la zona relacionada con el baby boom de la tercera edad y el vivir mĆ”s tiempo; abajo hay un esqueleto por la infra-natalidad; transpĆ³rtese a una generaciĆ³n en el futuro; e, inevitablemente, hacia 2050, la proporciĆ³n de jubilados frente a los que trabajan habrĆ” aumentado hasta niveles muy preocupantes, pasando del 50% actual al 75%. La tendencia de las pirĆ”mides de poblaciĆ³n es menos mecĆ”nica de lo que creemos. Por ejemplo, la inmigraciĆ³n alimentĆ³ un rejuvenecimiento de la nuestra en la primera dĆ©cada de este siglo, silenciando durante algunos aƱos un debate demogrĆ”fico que ya estaba sobre la mesa en los aƱos 90. Algunas variables demogrĆ”ficas (natalidad, mujeres ocupadas, tasa de ocupaciĆ³n) pueden mejorar en la prĆ³xima parte del siglo; es difĆ­cil que empeoren.

šŸ’˜ Calculadora de pensiones espaƱola

SegĆŗn la Oficina Nacional de EstadĆ­stica, de ellos el 61% estĆ”n jubilados, el 25% reciben una pensiĆ³n de viudedad, el 10% una pensiĆ³n de invalidez y el 4% una pensiĆ³n de orfandad. AsĆ­ que hay mĆ”s de 5.185.000 jubilados en EspaƱa. ĀæPueden seguir trabajando y recibir dinero de su plan de pensiones? La respuesta es sĆ­ para las siguientes modalidades de pensiĆ³n:
Flexible: EstĆ” pensada para los pensionistas que se han jubilado por completo pero que quieren volver a la vida activa. Es decir, se reincorporan plenamente al mercado laboral, volviendo a una situaciĆ³n laboral que habĆ­an abandonado. Se firma un nuevo contrato de trabajo, que puede ser a tiempo completo o parcial. Es importante recordar que la persona que contrata a alguien que opta por la jubilaciĆ³n flexible no puede ser el mismo empleador que tenĆ­a antes de la jubilaciĆ³n.
Activa: En el caso del pensionista activo -alguien que se jubila a la edad ordinaria y con cotizaciones suficientes para obtener una pensiĆ³n completa- es posible trabajar a tiempo completo o parcial y recibir hasta el 50% de la pensiĆ³n mientras dure el contrato (una vez que Ć©ste finalice recibirĆ” la pensiĆ³n completa).

šŸ¤¤ Comentarios

La jubilaciĆ³n anticipada en los casos ordinarios es de 2 aƱos antes de la edad de jubilaciĆ³n, y si quiere acceder a una pensiĆ³n de jubilaciĆ³n anticipada por haber sido despedido, puede ser de 4 aƱos antes de la edad de jubilaciĆ³n, siempre que tenga un historial laboral de al menos 33 aƱos cotizados. Pueden aplicarse otras normas para determinadas profesiones o casos de discapacidad. Le aconsejamos que acuda a su oficina local del INSS/CAISS para solicitar su ayuda.
Para calcular su pensiĆ³n, en 2013 ha cambiado el mĆ©todo de cĆ”lculo, aumentando la cantidad de aƱos cotizados (periodo de cĆ³mputo) a tener en cuenta de 16 a 25 entre 2013 y 2022 (para 2019 son 22 aƱos, para 2020 son 23 aƱos).
En lugar de la subida del 0,25 % de las pensiones para 2019 por parte del gobierno anterior, el gobierno actual ha acordado una subida del 1,6% para las pensiones contributivas, y del 3% para las no contributivas. TambiĆ©n mejorarĆ”n las pensiones de viudedad. Para 2020 se ha incluido un incremento del 0,9 en el primer Real Decreto Ley 2020 del nuevo gobierno, con la previsiĆ³n de que si la inflaciĆ³n es superior al 0,9% en 2020, el gobierno compensarĆ” en abril de 2021 con una paga extra, para que los pensionistas no pierdan poder adquisitivo. La subida de 2020 entrarĆ” en vigor con carĆ”cter retroactivo a partir del 1.1.2020 y la paga de febrero de 2020 incluirĆ” la correcciĆ³n de enero.

šŸ‘§ PensiĆ³n espaƱola para expatriados

Al igual que Alemania, EspaƱa tiene una de las poblaciones mĆ”s envejecidas del mundo. El cambio demogrĆ”fico, combinado con el aumento de la esperanza de vida y un desempleo estructural muy elevado (especialmente entre los jĆ³venes), hace que cada vez menos jĆ³venes tengan que financiar las pensiones de cada vez mĆ”s personas mayores. Al mismo tiempo, el sistema pĆŗblico de pensiones estĆ” muy endeudado. El fondo de reserva de la Seguridad Social, conocido en EspaƱa como la Ā«huchaĀ» de las pensiones, apenas ha acumulado fondos; un tercio del gasto pĆŗblico del paĆ­s se destina ya al pago de las pensiones (la mayor partida presupuestaria).
Por ello, la cooperaciĆ³n en materia de investigaciĆ³n de la FundaciĆ³n Friedrich Naumann para la Libertad con los think tanks espaƱoles Civismo e Instituto Juan de Marina no podĆ­a llegar en mejor momento. El estudio, titulado Ā«La reforma de las pensiones ahoraĀ», ha desarrollado una serie de propuestas de reforma sostenible para adecuar el sistema de pensiones espaƱol al futuro antes de que sea demasiado tarde. Es inevitable una mayor flexibilidad y una mayor provisiĆ³n de pensiones privadas. Un sistema de pensiones moderno debe permitir una jubilaciĆ³n adaptada a la vida laboral moderna. Todas las personas deben ser libres de decidir si quieren trabajar en la vejez y en quĆ© medida, de acuerdo con su planificaciĆ³n vital individual.

MƔs populares

To Top